dieta para eliminar celulitisLa celulitis es un problema crónico que afecta a mujeres gruesas o delgadas, sin importar su edad. Consiste en una acumulación de grasa y agua, por lo general en glúteos y muslos, que origina la llamada “piel de naranja”. Está causada por factores hereditarios y hormonales, principalmente. Existen diferentes tratamientos y medidas para reducir sus antiestéticos efectos.

Dieta

No existen pruebas científicas de que una dieta especial pueda eliminar la celulitis. Sin embargo, una alimentación saludable y equilibrada siempre será beneficiosa para la salud, y contribuirá a mejorar el aspecto de la piel.

Los vegetales y frutas son muy aconsejables por sus propiedades diuréticas. La dieta debe incluir calabaza, hinojo, rábano, puerro, espárrago, manzana, uva y piña.

Las carnes no grasas, tales como la pechuga de pollo a la plancha, la carne de vacuno y el pescado pueden consumirse con moderación.

El té verde y la lecitina de soja evitan que las grasas se acumulen en los tejidos. El pan integral, el yogur y los cereales favorecen el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento y la aparición de celulitis.

Ejercicio

Al igual que la dieta, realizar una actividad física de forma habitual ayuda a mantenerse en forma y mejorar la salud. Los ejercicios más recomendables contra la celulitis son: caminar, andar en bicicleta, subir y bajar escaleras, la natación y el baile.

Terapias médicas

Lo aconsejable es consultar a profesionales médicos antes de iniciar cualquier tratamiento anticelulítico, ya que deben tenerse en cuenta una serie de factores como el peso, la constitución física y la existencia de problemas circulatorios o digestivos. Las técnicas principales son las siguientes:

Endermoterapia

Este método se basa en la producción de estiramientos reiterados de las fibras de elastina. Su aplicación estimula los tejidos y devuelve la elasticidad a la piel, favoreciendo la circulación y la eliminación de toxinas. Sus efectos exfoliantes remodelan la silueta.

Radiofrecuencia

Consiste en la generación de un campo eléctrico para calentar la piel y el tejido graso subcutáneo. El drenaje linfático favorece la eliminación de toxinas y la producción de colágeno aumenta la firmeza del tejido. Las sesiones duran entre 30 y 50 minutos. Suele bastar con 8 a 12 sesiones, a razón de 1 por semana.

Mesoterapia

Se trata de una técnica no agresiva, en la que se inyecta un combinado de sustancias lipolíticas bajo la piel. El producto permanece concentrado en el foco celulítico, sin pasar al sistema circulatorio. Con ello se consigue una alta eficacia, aun en dosis mínimas.

Ultrasonidos

La emisión de ultrasonidos produce una vasodilatación de los tejidos adiposos, aumentando el aporte de oxígeno y la eliminación de grasas y toxinas. La microcirculación se activa, reduciéndo la celulitis y aumentando la elasticidad de la piel. Este método suele emplear entre 15 y 20 sesiones (1 ó 2 por semana).

Rayo láser

El láser de lipólisis es una liposucción no invasiva, que destruye las células adiposas mediante el efecto térmico de la luz. Este procedimiento debe realizarse en una clínica acreditada, por cirujanos especializados.

Ninguno de estos  tratamientos supone la eliminación definitiva de la celulitis, pero sí pueden reducirla, mejorando notablemente el aspecto de la piel. Deberán complementarse con una dieta adecuada y ejercicio físico.

Articulos Relacionados: