Dieta Para Adelgazar Comiendo Grasas

Favor de Compartir
  • 2
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

¿Una dieta para adelgazar comiendo grasas? Sí, ha leído bien. Y algo más sorprendente aún, ¡cuanto más coma, más peso perderá! Al pensar en perder peso, lo primero que nos viene a la mente es reducir la ingesta de grasas, azúcares y harinas. ¿Y si le dijera que puede seguir una dieta para adelgazar comiendo grasas y proteínas tales como hamburguesas con queso, panceta, huevos, mayonesa, salchichas, etc? Pues bien, por increíble que es posible perder peso comiendo alimentos ricos en grasas y bajos en carbohidratos.

dietas para adelgazar en una semana 10 kilos

Esto no es nada nuevo, realice una pequeña búsqueda en Internet y leerá los testimonios de miles de personas que han logrado alcanzar su peso ideal reduciendo el consumo de carbohidratos y aumentando el consumo de alimentos grasos. Esta dieta para adelgazar comiendo grasas, algo que normalmente está prohibido, es altamente efectiva en cuanto a la pérdida de peso. Sin embargo, se aconseja realizarse un chequeo médico antes de comenzarla, dado que el consumo de grasas puede ser altamente nocivo y peligroso en casos de condiciones médicas preexistentes, como colesterol alto, triglicéridos altos, o problemas cardiovasculares. Asimismo, es importante saber que esta dieta para adelgazar comiendo grasas solamente podrá realizarse durante un breve período de tiempo dado que implica privar al cuerpo de muchos de los nutrientes esenciales para su sano funcionamiento.

Entre los alimentos que puede consumir se encuentran las carnes, fiambres, embutidos, pescado, quesos, lácteos, huevos y algunos vegetales que crecen sobre el nivel del suelo (coliflor, brócoli, repollitos de Bruselas, berenjena, pepino, lechuga y tomate). Por otro lado debe evitar terminantemente el consumo de azúcares y alimentos con almidón tales como arroz, pasta, pan, papas.

Pensar en una dieta para adelgazar comiendo grasas y proteínas como las que hallamos en las hamburguesas con huevos, panceta, mayonesa o mantequilla de maní y queso suena demasiado bueno para ser real, especialmente para aquellos que son adictos a las comidas rápidas. Sin embargo, es posible y es un plan altamente efectivo. Simplemente debe comer sus hamburguesas – ¡tantas como desee!- sin el pan, olvidarse de las bebidas gaseosas, y sustituir las papas fritas por una ensalada verde, adicionándole tanto aceite como desee. De todos modos, reiteramos que el hecho de que este plan para perder peso es altamente efectivo, también puede ser perjudicial para la salud si se realiza sin seguimiento médico o durante un período prolongado de tiempo. Se aconseja consultar con un nutricionista para que le indique cómo organizar su plan alimenticio para adelgazar comiendo alimentos ricos en grasas y proteínas pero bajos en carbohidratos de modo tal que pueda integrar todos los ingredientes que le aporten el mayor valor nutritivo para perder peso, sin perder salud.

Las Dietas Rápidas Y La Verdad Tras Ellas

Todos hemos buscado alguna vez una dieta de esas rápidas que en una semana, o hasta sólo tres días, bajas 10, 5, 20 kilos de un solo golpe. Señores bájense de esa nube que las dietas rápidas aparte de dañinas son mentira. Y en este artículo te diré porque.

Las dietas rápidas son ultra famosas en este mundo tan rápido en el que vivimos. No tenemos tiempo de ejercitarnos, no tenemos tiempo de cocinar comida en casa, no tenemos tiempo de nada. Y además de eso, todo pasa muy rápido. Hoy conociste a alguien, a la semana son grandes amigos y ya te invitan a su boda, pero adivina qué, no te queda el vestido.

Como no te queda el vestido buscas desesperadamente una dieta rápida que te ayude a bajar 10 kilos en tres días para poder entrar en él y salir del paso. Lo peor de esto es que casi todos han caído en el error de hacerlas. Pero, ¿Qué tienen de malo si sólo me han ayudado a bajar de peso?

Sí, bajaste de peso, pero a los días los recuperaste de nuevo. Sin embargo, existe algo que no vas a recuperar de nuevo, y eso es la salud. Por ello hoy te hablaré de las dietas rápidas y la verdad tras ellas resumido en algunos puntos, así que está muy atento.

 No Soluciona El Problema Definitivamente

Si sientes que necesitas bajar de peso, o realmente lo necesitas es porque estás haciendo algo mal con tu alimentación y tus hábitos en general. Pero eso ya lo sabes, lo que pasa es que no eres capaz de asumir tus responsabilidades y prefieres irte por “la ruta fácil”.

Al final del día, esa “ruta fácil” no te resolverá el problema. Quizá por dos días sí te funcione después de haberte casi matado de hambre, pero apenas vuelvas a tus viejos hábitos volverán también los kilos de más.

Sólo Pierdes Líquido, No Grasa

Cuando haces una dieta rápida esta sólo hace que pierdas el líquido retenido que tienes de tantos alimentos con sodio que comes y a la cantidad de sal que le pones a tus comidas. Además, depende de la dieta rápida que sea, perderás músculo, y sin músculos no hay fuerza de nada.

Con estas dietas rápidas sólo te quedará la gasa en el cuerpo porque la verdad es que dejando de comer no se quema la grasa. Cuando dejas de comer el cuerpo entra en un estado de reserva, se alarma y empieza a acumular esa grasa para poder sobrevivir. Es por ello que no bajas de peso y perduras así en el tiempo.

Daño Psicológico, General Ansiedad, Falta De Sueño

Sin mencionar el daño que causarás a tu psique, ya que el estrés se convertirá además en ansiedad y las ganas de querer comer no te dejará dormir. Para bajar de peso se necesita dormir, al menos, 7-8 horas diarias. En ese momento es cuando el cuerpo se repara y se regenera, lo que implica que estará generando nuevas células.

 

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *