Dieta Hipocalóricas

Favor de Compartir
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Dietas hipocalóricas para bajar de peso: posibles efectos secundarios y contraindicaciones y a tener en cuenta.

La dieta que sigue una persona es la suma de alimentos que ingiere. Esta debe ser balanceada de modo que aporte todos los nutrientes necesarios para el organismo, integrando todos los grupos de la pirámide alimenticia.

dieta hipocalorica pdf

El sobrepeso se debe al excesivo consumo de calorías, por lo cual cuando de adelgazar se trata, optamos por dietas hipocalóricas para bajar de peso. Es correcto reducir la cantidad de calorías que ingerimos en nuestra dieta, dado que es fundamental no consumir más calorías de las que gastamos en nuestras actividades diarias y ejercicio a que ganamos peso cuando consumimos más calorías de las que quemamos. Pero a veces, el afán por deshacernos de nuestros kilos de más nos lleva a seguir dietas hipocalóricas para bajar de peso que son excesivamente drásticas y la reducción en el consumo de alimentos (y calorías) pueden tener efectos secundarios negativos.

Entre los efectos secundarios posibles se hallan:

  •  el efecto “acordeón”, en la cual el cuerpo va generando una progresiva resistencia a la pérdida de peso.
  • enlentecimiento del ritmo metabólico.
  • carencias en los macronutrientes.
  • fatiga crónica
  • mayor vulnerabilidad a enfermarse (sistema inmunológico debilitado por carencia de nutrientes esenciales).
  • pérdida de masa muscular y no de grasa cuando hay insuficiente aportes proteicos.

Las dietas hipocalóricas para bajar de peso resultan eficaces en la mayoría de los casos, siempre y cuando la persona sea capaz de mantenerla y no sufra el efecto rebote.

Sin embargo, hay ciertos casos en que las dietas excesivamente restrictivas están contraindicadas.

Así que si desea adelgazar siguiendo algunas de las tantas dietas hipocalóricas para bajar de peso, asegúrese de que no estar comprendido/a dentro de los siguientes casos.

Las dietas excesivamente hipocalóricas están contraindicadas si usted:

  • si ha sufrido algún accidente cerebrovascular reciente.
  • si sufre de alguna cardiopatía.
  • si tiene algúna enfermedad hepática severa.
  • si sufre de enfermedades psiquiátricas severas.
  • si padece o ha padecido trastornos alimenticios como bulimia o anorexia.
  • si es alcohólico/a.
  • si está embarazada o amamantando a un bebé.
  • si sufre de algún trastorno metabólico.
  • si tiene más de 65 años de edad.
  • si está realizando algún tratamiento médico por infecciones o enfermedades sistémicas.
  • si se trata de un niño o adolescente.

Si se encuentra dentro de los casos mencionados es imprescindible que consulte su caso con su médico y busque el asesoramiento de un nutricionista profesional quien estará capacitado para formular un plan alimenticio acorde a sus necesidades de pérdida de peso y acorde a su condición de salud pre-existente.

Normalmente, cualquier plan para adelgazar implicará una reducción de las calorías ingeridas en la dieta y el aumento de la actividad física (realizar algún tipo de ejercicios) para aumentar la quema de calorías.

Sin embargo, las dietas hipocalóricas para bajar de peso que son altamente restrictivas, (algunas admiten una ingesta máxima de 700 calorías diarias) no son adecuadas para todas las personas.

Adelgace con responsabilidad, tenga presente que lo que quiere perder es peso, no salud.

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *